ecommerce

El e-commerce en la Argentina: crecimiento sostenido

El e commerce es la herramienta comercial del futuro ya posicionada en el presente: según estadísticas de la CACE, el sector creció en 2015 un 70% respecto al año anterior. Si se leen las cifras, se puede inferir que este fenómeno tiene enormes implicaciones para el sector comercial y productivo de la Nación. Las cifras dicen mucho sobre los hábitos de los consumidores, sus características y cómo se relacionan con los comercios y empresas que les ofrecen productos y servicios. En este artículo, comentaremos algunas particularidades del e commerce en el país y qué dice eso del comportamiento de los consumidores.

E commerce, récord en ventas

Muchos estudios y mediciones realizados en el sector establecen que el comercio electrónico en los últimos años ha marcado récords en ventas a nivel nacional, lo cual es coherente con la tendencia a nivel mundial, sobre todo en los países del primer mundo. En el año 2015, el e commerce alcanzó ventas por el orden de los $68.480 millones de pesos, siendo en su mayoría (79%) transacciones de empresa a consumidor (que, en el argot del sector, se conoce como B2C o business to consumer), seguido en un 16% de transacciones entre consumidores (consumer to consumer o C2C), quedando el 9% restante en transacciones entre empresas o business to business (B2B).

Internet: lugar para las compras

Se estima que para el momento de realizarse dicho estudio (2015), los compradores en línea llegaban a ocupar un 77% de los usuarios de la Internet en el país, lo cual es una cifra importantísima, ya que representa casi que 8 de cada 10 personas con acceso efectuaba algún tipo de compra o transacción aprovechándose de los medios electrónicos.

Teniendo en cuenta la cantidad de personas con acceso a internet en el país, esto da como resultado más de 17 millones de personas efectuando todo tipo de transacciones. En el período anterior, la proporción era de 5 de cada 10, lo cual habla muy bien del crecimiento  sostenido del sector.

Récord de facturación

Como es de esperarse, el crecimiento en términos de cantidad de consumidores en el sector del comercio electrónico se ha traducido en cifras récord de facturación. Se estima que el crecimiento interanual ha sido del 70.8%, con ventas de más de $68.000 millones de pesos. Según las proyecciones del sector, el crecimiento para períodos futuros puede estar por el orden de poco más del 60%, lo cual es un factor a tener en cuenta si se planea establecer un emprendimiento comercial que contemple la utilización de los medios electrónicos como vehículo para la captación de clientes y la venta de bienes y servicios.

Multiplicidad de factores

El sector del comercio electrónico en el país es una manifestación más del enorme crecimiento y penetración que en general ha tenido Internet entre la población. La cantidad de usuarios ha crecido continuamente hasta superar casi cuatro veces la cantidad que se registraba hace poco más de diez años. Actualmente se calcula que poco más de 34 millones de personas tienen acceso a Internet en la Argentina.

De igual forma, las mejoras tecnológicas en relación con la telefonía móvil celular ha dado como resultado muchos usuarios más conectados haciendo transacciones, debido a la facilidad que les brinda el dispositivo portátil: Se calcula que un 36% del tráfico total realizado en el sector del comercio electrónico en la Argentina fue realizado a través de telefonía celular con acceso a Internet.

Las facilidades de pago también han tenido mucho que ver con el crecimiento del sector: se calcula que 7 de cada 10 empresas ofrecieron cuotas a sus consumidores de bienes y servicios. De entre estas facilidades se observa un predominio de las compras a 12 cuotas.

 Los productos más buscados

Se ha observado entre los hábitos de los consumidores argentinos que los rubros más lucrativos han sido los siguientes, según este orden:

  • pasajes y promociones del sector turístico;
  • equipos y accesorios de electrónica;
  • telefonía;
  • artículos para la limpieza;
  • electrodomésticos;
  • bicicletas y accesorios.

Estos datos son importantes para el sector porque, como dijimos, dicen mucho de los hábitos y preferencias de los consumidores argentinos y nos permiten promediar un perfil de las necesidades de cada sector de la población, optimizando los procesos de mercadeo y publicidad.

Clientes y consumidores satisfechos

Las cifras también nos hablan de una gran cantidad de consumidores que han encontrado en el e commerce las ventajas y la comodidad que tanto buscaban a la hora de adquirir bienes y servicios. Prácticamente la totalidad (97%) de los clientes manifiesta satisfacción con sus compras, mientras que más de un 80% declara que prefieren los medios electrónicos por encima de los tradicionales en base a una serie de criterios de comodidad y precio.

Una gran proporción de consumidores comparan precios, tanto entre varios proveedores en línea, como entre proveedores en línea y tiendas físicas. El método de pago de preferencia es la tarjeta de crédito, que resulta atractiva por las posibilidades de financiación que ofrecen estos instrumentos. De igual forma, gran parte de los usuarios aprovechó las plataformas electrónicas no solo para comprar, sino también para vender en la modalidad de consumer to consumer (C2C).

Como hemos podido ver, el panorama del comercio electrónico en la Argentina tiene enormes posibilidades de desarrollo en los años venideros. Los números hablan por sí solos: el crecimiento sostenido, la gran cantidad de usuarios y las enormes facturaciones así lo demuestran. Todo apunta, entonces, a que este será el sector dominante en el comercio en el futuro.

ahorrar al volar

Vuelos baratos dentro y fuera de la Argentina

Las últimas tendencias en búsqueda de vuelos baratos por parte de los turistas argentinos han demostrado que hay preferencia por los viajes breves, de unos cinco días. Lo peculiar es que tales desplazamientos hechos en breve tiempo se tiende a realizarlos fuera del país. En cambio, en las vacaciones largas se opta por los territorios de nuestra nación. Para ambas opciones, hay vuelos baratos ofertados por empresas como Avantrip y otras más.

Otro dato interesante es la manera en que se planifican dichos viajes. La típica agencia de viajes, con su taquilla de atención al público y su oficina está quedando obsoleta. Ahora, tanto la promoción como la compra de vuelos económicos se realizan por Internet. De hecho, hay un auge importante de buscadores de vuelos y webs de viajeros donde se consiguen todo tipo de paquetes vacacionales.

Algunas estadísticas interesantes que podemos indicar se refieren a los modos de planificación, mismas que indicamos en las líneas siguientes:

  • Se estima que 67% de la población usa Internet para organizar sus vacaciones. Esto significa que prácticamente siete individuos de una decena de personas se vale de la informática para seleccionar destinos turísticos.
  • Sucede que un 40% aspira hacer un viaje de siete días, cuando tales travesías han sido tradicionalmente de quince jornadas. Importante dejar en claro que se tiende a asumir la idea de viaje más por la “distancia” que por su “duración”. Un recorrido de varios kilómetros y pocos días en Brasil, por ejemplo, es etiquetado como viaje. Un traslado de menos recorrido pero más largo en tiempo, no suele ser entendido así.
  • Un 73% viaja con su familia y un 21% lo hace con su pareja. Esto significa que hay pocos traslados por motivos de negocios. Las cuestiones laborales tienden a solventarse por la web, conferencias a distancia, etc.

La búsqueda de vuelos a bajo precio parece centrarse en los destinos foráneos, es decir, hacia otras naciones. No obstante, hay una oferta de pasajes aéreos dentro de la Argentina que resulta interesante, aunque debe competir con los transportes terrestres que cruzan las rutas del país a precios muy accesibles.

Los mejores destinos dentro del país

Siguiendo con la data de las estadísticas, ocurre que dentro del país el 55 % de los turistas se inclina por la Costa Atlántica y de las Sierras de Córdoba. Vale decirse se trata de lugares de veraneo, es decir, para pasar un tiempo más prolongado. Incluso, es en tales sitios donde es posible que los viajeros sobrepasen el margen de los siete días que parece imponerse como promedio para hacer un viaje.

La búsqueda de vuelos económicos tiende a ser menor en el caso nacional. Mucha gente parece preferir moverse por tierra. No obstante, hay una incipiente oferta de tal tipo. Por ejemplo, hacia ciertas regiones que se mantienen como seductoras para los viajantes como Iguazú o las playas de Mar del Plata. Un dato interesante es que Buenos Aires es un epicentro relevante: muchos turistas argentinos gustan de conocer la capital.

No hay duda que en la Argentina hay una enorme variedad de opciones para viajar. Algunos ejemplos, solo por mencionar unos cuantos, serían los siguientes: la ciudad de Salta y su magnífica arquitectura colonial, el Parque Nacional los Glaciares en la Patagonia, la ciudad de Bariloche y su circuito turístico de los Siete Lagos, las ya indicadas Sierras de Córdoba, la Puna de Atacama y otros lugares de gran interés para los cuales hay vuelos a bajo coste

Los vuelos baratos más buscados hacia el exterior

En pleno siglo XXI las fronteras se acortan gracias al Internet. La gran vitrina para las ofertas de turismo se encuentra en las pantallas de los computadores, Smartphone o Tablet. Gracias a ello, lugares que están fuera del inmediato territorio de la Argentina han logrado posicionarse en la predilección de los turistas de nuestro país.

Un caso paradigmático de lo antes dicho es que las riberas de Mar del Plata sean menos buscadas que las de Río de Janeiro para ir de vacaciones. De hecho, las opciones más recurrentes de playa tengan en primer renglón a la ya citada Río de Janeiro, seguida posteriormente seguida posteriormente por Miami, Cancún y Salvador de Bahía.  En quinto lugar se ubica Mar del Plata, seguida de Punta Cana, Varadero y Punta del Este.

Otros lugares en el extranjero hacia los cuales se buscan vuelos a bajo coste corresponden al denominado turismo urbano. Este último tiene un conjunto de peculiaridades, entre las que podemos mencionar que es mucho más formal, menos inclinado hacia la actividad deportiva. Por lo general, tiene su fuerte en el ámbito cultural: museos, centros históricos, etc. Igualmente, una buena dosis de vida nocturna, gastronomía y compras en centros comerciales.

Las preferencias respecto a la modalidad antes mencionada se ubican en localidades como Sao Paulo o Brasilia. Recientemente, ha empezado a destacar Santiago de Chile para tal fin. Otras entidades urbanas muy buscadas son: Madrid, Barcelona, Nueva York, Roma, París y Londres. Esto demuestra que el viajero argentino tiene un buen poder adquisitivo cuando sale de sus fronteras. De hecho, se estima que gasta unos 59 dólares diarios en sus vacaciones.

La búsqueda de vuelos baratos a través de Internet ha permitido que lugares aparentemente lejanos, ahora esté a tan solo un clic de distancia. Por ello, para que el turismo regional logre competir con otras opciones, debe adentrarse en el mundo web y entenderlo como plataforma necesaria de promoción y difusión.